¿Tu mascota no quiere comer?

Publicado por Lucia Hernández Muñoz en

A diferencia de los gatos, los perros no suelen ser muy delicados al momento de la alimentación, sin embargo existen muchos factores por los cuales tu mascota  puede perder el apetito o simplemente no sentir deseos de comer, a continuación lo describiremos los casos más comunes en los cuales los perros pierden el apetito y te daremos las soluciones. 

 

Enfermedades

Cualquier enfermedad provocada por virus, bacterias, hongos u otros agentes normalmente causan inapetencia en las mascotas (falta de apetito), ya sea por el dolor, la debilidad, la deshidratación o diversos síntomas, muchos animales pierden el apetito, sin embargo es importante que motives a tu mascota a comer, de esto dependerá su estabilidad (Por supuesto en conjunto con los cuidados y medicamentos que su veterinario indique). Para conseguir que tu mascota coma cuando está enferma debes darle algo rico y sano que le ayude a fortalecer su organismo y que además le de los elementos necesarios para adquirir energía y nutrientes necesarios, una excelente opción es el alimento húmedo en lata, normalmente suelen ser ricos, su olor siempre llama la atención de tu mascota y son fáciles de digerir, si quieres conocer la mejor opción de alimento en lata da clic aquí: lata adulto Royal Canin o si tienes un cachorro te recomendamos: Lata Royal Canin para cachorro

 

Alimento en descomposición o contaminado

Aunque tengas el mejor alimento, aunque sea de un sabor que tu mascota ame, si no tienes al cuidado de asegurarte que está bien protegido, éste alimento puede contaminarse a causa de la humedad, polvo, hongos y diferentes agentes que pueden menguar la calidad y sabor de las croquetas, muchos dueños no se dan cuenta que en cuanto se abre el paquete el alimento está expuesto a agentes que pueden contaminar las croquetas y descomponerlo, si una mascota ingiere alimento en mal estado no solo no lo nutrirá, sino que además lo enfermará puede ser desde una diarrea, una infección, alergias hasta intoxicación, cualquiera de los casos debes evitarlos a toda costa, para esto debes proteger bien la bolsa de croquetas y no exponerla al sol, lluvia o viento, de ser posible compra contenedores para proteger el alimento o también puedes usar el: Alimentador Petcare que raciona y mantiene el alimento protegido.

 

Croquetas con sabor desagradable

¿A quien le gusta comer alimentos que no saben ricos?  ¡A nadie! Y a tu mascota tampoco, por eso esto puede ser una opción del porqué tu mascota no está comiendo, si tu mascota está sana, y el alimento está en buen estado trata de cambiar su croqueta para verificar que sea una que le guste y así tu mascota se alimente sin problemas. ¿Cómo saber si a tu mascota no le gusta la croqueta le compraste? Dale una prueba deja que la olfatee si la rechaza inmediatamente intenta con otra croqueta. Debes encontrar la combinación perfecta entre sabor y nutrición para tu amigo peludo, si rechaza más de 3 marcas de croquetas tal vez esta tratando de chantajear  (Aunque no lo creas hay mascotas remilgadas), si este es el caso trata con un saborizante. 

Tristeza o  depresión

Los animales que se sienten tristes normalmente pierden el apetito (Al igual que los humanos), si notas que tu mascota está desanimada, no va cuando le llamas, está sano pero demuestra tristeza, puede que esté pasando por depresión, es necesario que la lleves al veterinario para corroborar el diagnóstico (Algunas veces los animales muestran tristeza o debilidad provocada por la enfermedad), Si tu veterinario corroboró depresión sal a pasear con tu mascota, hagan ejercicio juntos por medio de juegos, esto estimulará su sistema digestivo y le dará hambre, además le ayudará a oxigenar su cuerpo, el tiempo que pasas con tu mascota la hace feliz, no permitas que se deprima por tu abandono, se un dueño responsable y cuida de ella.

 

Una de las principales causas de ausencia de apetito es porque tu mascota se siente mal, así que en cuento veas que no quiere comer, es importante que la lleves al Médico veterinario.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario